viernes, 30 de diciembre de 2011

SALVAME - 2 de Febrero de 2011 - España


SARA MONTIEL
EN ESTADO PURO
“He sido un ser LIBRE toda mi vida.
 Nací de nalgas. SOY DIFERENTE”.


ENTRAMOS EN EXCLUSIVA EN EL MUNDO DE SARA MONTIEL. UNA DIVA AUTÉNTICA, GENUINA, MÁS MANCHEGA Y ATREVIDA QUE NUNCA.

Sara Montiel nos abre las puertas de su casa y de su corazón. A punto de cumplir 83 años, la diva manchega nos concede una impactante entrevista en la que sigue demostrando que es una mujer única e irrepetible.
-¿Qué tal estás de salud?
-Yo muy bien, gracias a Dios. Tuve una conjuntivitis hace muy poco tiempo y hace dos meses tuve una neumonía pero ya me dieron de alta a finales de noviembre.
-¿Y por lo demás?
-Estoy estupenda. Ahora soy productora de cortometrajes. Estoy  haciendo cortos. Tengo un corto buenísimo protagonizado por Josele Román. Se llama “Yo antes era bella” y el argumento es de una mujer pasada de años. Estoy muy ilusionada con el proyecto. Lo quiero presentar en el Festival de Cortos de Antequera.
-¿Por qué te has retirado de la vida social?
-No, no. No me he retirado. Yo voy a mis fiestas. Voy al teatro muy a menudo, voy al cine casi todos los días, todos los estrenos me los veo porque me encanta el cine, sobre todo el español.
-Pero ya no te vemos en las fiestas.
-Voy a otro tipo de fiestas. Mis amigos son abogados, médicos y constructores muy importantes, y nos juntamos en cumpleaños, cenas. Y esa es mi vida.




-¿Cómo es tu día a día?
-M e levanto a las 9:30. En cuanto abro el ojo me bajo al gimnasio. Vuelvo del gimnasio, leo los cortos y pienso qué cortos voy a hacer. Luego, a media tarde, me voy a ensayar con mi maestro, con Pablo Sebastian. Estamos ensayando porque trabajo en el teatro. Tengo muchas galas en muchos sitios. A finales de marzo me voy a Latinoamérica.
-Sara, ¿cómo te mantienes tan bien, cuál es tu secreto?
-Porque hago dos horas diarias en el gimnasio. Voy hace muchos años. Tengo dos aparatos distintos para abrir y cerrar las piernas, uno para la cadera alta, y otro para la cadera baja. Yo tengo el gimnasio a 5 metros de mi casa. Es un gimnasio de señoras estupendas.
-¿Qué te dicen las señoras del gimnasio cuando te ven?
-Nada, son amigas mías. Son casi todas jóvenes y muy comodonas. No hacen mucha gimnasia. Hacen baile, pero no hacen máquinas, ni bicicleta, ni peso, son muy vagas. Yo recomiendo a todas las señoras que hagan gimnasia.
-¿Cómo están tus hijos?
-Están muy bien. Zeus es relaciones públicas en el Hotel Puerta de América. Dejó el canto porque no hacía nada, porque las discográficas fracasaron y no vio porvenir en eso. Como ahora te puedes bajar los discos por internet y son gratis, pues así van las cosas. No puede ser.
-¿Y Thais?
-Thais trabaja en una editorial inglesa. Es traductora, porque ella es licenciada en literatura inglesa por Cambridge y erudita en Shakespeare. Trabaja aquí en mi casa.



-¿Has pensado en tus últimas voluntades?
-Tengo dos hijos, las voluntades ya están escritas. No les va a faltar de nada.
-¿El tema de la herencia de tus hijos ya se solucionó?
-Ellos nunca han tenido problemas con la herencia de nadie. Ni de su padre, ni mía. Viven conmigo, no se quieren liberar. Ellos quieren estar con su madre, que soy yo.
-¿Te gustaría que tus hijos volaran del nido?
-No, a mí me gusta que mis hijos estén conmigo. Tenerles cerca y que me den su cariño.
-Pero algún día se casarán y se irán de casa ¿no?
-Hombre, lo normal es que se casen y que vivan con su pareja. Pero Zeus se fue a vivir con dos señoras y salió trasquilado, no le gustó para nada. Claro que me gustaría ser abuela, pero aún son muy jóvenes para eso.
-Sara, ¿cómo está el tema con tu administrador?
-Todavía está en el juzgado. Estamos a la espera de que decida la jueza y diga si gana él o gano yo el juicio.
-Si tú ganas, ¿ten tendrá que devolver dinero?
-Hombre, claro que sí.
-¿De cuánto dinero estamos hablando?
-Pues no lo sé. Eso lo saben mis abogados. Pero me tendría que devolver mucho dinero.
-Además, sufriste ataques de ansiedad por este tema…
-He tenido 22 ataques. Los llevo contados, pero ya estoy mejor.



-¿Te arrepientes de algo en la vida, Sara?
-A veces me arrepiento de haber sido tan buena, tan buena, tan buena, y de confiar tantísimo en Francisco Fernández, el administrador, que luego resultó ser un “chorizo”.
-¿Él era como un hijo para ti?
-Como un hijo no, pero se crió a mis pechos y a los de mi marido. Él trabajó desde los 17 años con nosotros. Mi marido antes de morir me dijo que confiara en él. Él era el chico de los recados, le llevaba las cosas al banco. “Sácame cuentas de aquí, de allá”, le decía. Me arrepiento de haber sido buena, tendría que haber sido más mala y desconfiar.
-¿Te has puesto en contacto con Marujita Díaz cuando ha estado enferma?
-Claro, he ido a verla a su casa. Está muy bien, gracias a Dios. También la llamo por teléfono. Tiene mucha fuerza interior. Es muy valiente. Lo lleva muy bien. No ha sido una cosa pequeña. Está muy bien para lo que ha sido.
-¿Te ha sorprendido la muerte de Augusto Algueró?
-Sí, la verdad. Yo lo conocí hace muchos años, incluso grabé una canción suya, “La montaña”.
-¿Le has dado el pésame a Carmen Sevilla?
-No he hablado con Carmen Sevilla, ni con Nacha, la viuda, a la que conocí hace muchos años. No he podido hablar con Carmen Sevilla porque estaba en Barcelona cuando me enteré que se había muerto, por eso no he podido ir a la capilla ardiente.
-¿Alguna vez ha existido rivalidad entre Carmen y tú?
-Nunca jamás. Yo nunca he tenido rivalidad con nadie.
-¿Qué te parece que Concha Velasco haya sustituido a Carmen Sevilla en “Cine de Barrio”?
-Me parece bien. Si lo ha decidido la Primera y han contratado a Concha para hacer eso, será problema de ellos.
-TVE dice que prescinde de Carmen porque se le olvidaban las cosas…
-No tengo la menor idea.
-¿Veías “Cine de Barrio” cuando lo presentaba Carmen Sevilla?
-No.
-¿Cómo crees que lo hará Concha Velasco?
-Concha Velasco es una gran actriz también. Lo de presentar “Cine de Barrio” es un chollo. No tienes que hacer nada. Presentas la película y ya está. Si vive el actor protagonista va allí a presentarla, le preguntan cuatro cosas y sale enseguida la película. No tiene mucho qué hacer. Para Concha eso es un suspiro.
-¿Es pan comido?
-Y tan comido, ja, ja…
-¿Dijiste que Concha Velasco estaba “hasta en la sopa”?
-Eso es mentira. Yo no hablo de Concha Velasco, no hablo de Carmen Sevilla, yo no hablo de nadie. Da la casualidad que son compañeras mías. No son amigas íntimas, ni salimos juntas por ahí, pero nos respetamos y nos hablamos, porque nos tenemos aprecio. Nunca he dicho nada de nadie porque no es mi estilo.



-¿Por qué crees que no te han dado un Goya honorífico por tu carrera?
-¿Cómo me van a dar un Goya si yo me retiré en el año 1976? Tenía 44 años y me retiré por culpa de las películas del destape. Entraban con un vestido de noche precioso a la cocina para darles un “resopón” y luego salían desnudas. A mí eso no me gustaba para nada, no iba conmigo. Y tampoco he hecho ninguna película ahora para que me den un Goya.
-Pues deberías hacer una película Sara…
-No volvería al cine ni muerta.
-¿Crees que en vida es cuando hay que hacer los homenajes?
-A mí me han hecho tantos homenajes en vida ¡uh!, muchísimos. Llevo 67 años sin parar de trabajar. Comencé con 15 años y cumpliré 83 años el 10 de marzo. Con 65 años, que ya debía estar jubilada, estaba haciendo yo “Ven al paralelo” de Televisión Española.
-Tú en su momento fuiste una estrella en Hollywood. ¿Qué te parecen Javier Bardem y Penélope Cruz?
-Yo conozco a Bardem desde los 5 años. Era muy espabilado. Le enseñé a patinar y se daba unos tortazos de miedo. Soy muy amiga de Pilar Bardem. La conozco desde hace años.
-¿Qué te parece como actriz Penélope Cruz?
-La verdad es que no he visto ninguna película de ella todavía. Dicen que es muy buena.
-¿Por qué crees que quieren que su hijo nazca en Estados Unidos?
-Yo no estoy en la piel de ellos. Son libres de tenerlo en Estados Unidos o en Alcorcón.
-¿Tienes el corazón ocupado?
-Tengo muchos amigos. Uno de ellos es músico, es maestro de orquesta. De momento es un amigo maravilloso y estupendo. Nada más.
-¿Y Giancarlo Viola?
-A Giancarlo le quiero muchísimo, es divino. Pero él está en su casa, en Italia.
-¿Quién ha sido tu gran amor?
-Yo eso no te lo puedo decir. Eso me lo guardo para mí. Tengo un amor oculto.
-¿Tienes un amor oculto o más de uno?
-¡A los 83 años cómo voy a tener varios amores ocultos!
-¿Cuál ha sido el mejor momento de tu vida?
-Cuando he tenido a mis hijos, que son lo más maravilloso del mundo.
-Y las alegrías que dan los hijos…
-Sí, y los follones también.
-¿Cómo te gustaría que te recordasen?
-Mis amigos y mi gente pensarán que les he querido mucho, igual que ellos a mí. Por lo demás, me da igual. Cada uno que me recuerde como quiera, de todas maneras, no me voy a enterar.
-¿Qué te hubiera gustado ser si no hubieras sido artista?
-Me hubiera gustado ser médico. Cirujana, para salvar vidas.
-¿Qué sueños te quedan por cumplir?
-Yo no pido nada más que salud para mi gente. Y para todo el mundo paz, que no haya guerras. Por supuesto, no me olvido del trabajo para los que no lo tienen, que menudo problemazo es.
-¿Has pensado alguna vez en tirar la toalla?
-Nunca. Yo estoy encantada con mi vida. Canto cuando quiero y cuando quiero dejo de cantar.
-¿Siempre has hecho lo que has querido?
-Totalmente. He sido un ser libre toda mi vida, desde que nací. Además nací de pie, nací de nalgas. Soy diferente.
-¿Qué te parece Belén Esteban?
-¡Me encanta! Una madre ¿de quién va a hablar si no es de su hija? Tiene todo el derecho a hablar de su hija.
-¿Te está afectando la crisis como al resto de los españoles?
-Por supuesto. La crisis la llevo peor que peor. La tenemos todo el mundo, y no lo comprendemos porque hace 8 años estábamos sin deber un duro a nadie, y estábamos tan boyantes de todo, y de golpe y porrazo, nos la ha traído aquí Zapatero. Ya dicen que hay 5 millones de parados casi, o sea, que terrible. Además, los euros son una mierda, no valen para nada. Eso de 166 pesetas el euro. Con 166 pesetas hacías algo, pero ahora con el euro no compras ni un chupa chups. Antes te podías comprar hasta una casa. Pero en fin, yo creo que se arreglará.
-¿Qué piensas de la ley Antitabaco?
-El tabaco hace mucho daño, pero más daño hacen los coches y camiones en la calle que tiran mucho humo negro por los tubos de escape. Cuando bajo a la calle Goya, ya me estoy ahogando. En cambio, me fumo mis dos puros, no trago el humo, y estoy como una reina.
-¿Vas a dejar de fumar?
-De eso nada. La Ministra que duerma tranquila, que yo me voy a fumar mis dos puros diarios porque “fumar es un placer”.

Entrevista: Rubén Izquierdo.
Fotografía: Alberto Rivas.
Make up: Ana Cascales.
Moda: Carmen Black.
Joyas: No te nom privee. 


EL RECORTE XLVIII
El año 2009 fue muy especial para Sara Montiel. Después de muchos años reapareció en escena con su "Doña Sara de la Mancha", grabó un videoclip con Alaska, la diva reaparecía en el mundo escénico..... La revista Lecturas, el 6 de Enero de 2010, recogía una amplia entrevista en la que Sara hacía balance del año que terminaba. Reportaje ilustrado por las maravillosas fotografías del fotógrafo valenciano Alberto Rivas. 



SARA MONTIEL
“Mi belleza me hizo sombra
como actriz”
Conquistó Hollywood 50 años antes que Penélope Cruz y fue la más grande para Gary Cooper y Marlon Brando.



Actriz, cantante y estrella, ha sabido extraerle a la vida tanto jugo que hoy, con 82 años, aún es capaz de llenar los teatros como nadie antes que ella.

Sara Montiel, mito indiscutible de la cinematografía mundial, es una leyenda pero, ante todo, una gran artista. Es por eso que, a sus 82 primaveras, continúa abarrotando los teatros y creando expectación allá por donde pasa. Sigue teniendo la ilusión y la energía de una joven que empieza, pero con la sabiduría y el temple que da saberse querida por un público que la adora. En su última gira, “Doña Sara de la Mancha”, demostró que, cuando se sube a un escenario, nos sigue dejando sin respiración, encandilando al público como solo ella sabe hacer, con la elegancia y el glamour que la convirtieron en estrella.
-¿Cómo celebra las fiestas una estrella como Saritísima?
-Pues mira, la Nochebuena la he pasado en casa, con mis hijos y un matrimonio de íntimos amigos, Rosa y Tomás. Nos conocemos desde hace más de 20 años, ella es de A Coruña y a veces se van allí, con su hermana, pero este año con tanto frío y tanta nieve, se han quedado en Madrid. El 24 cociné mi especialidad, la pata de cordero: hago unos agujeritos en la carne y los relleno, también les pongo coñac y se va haciendo poco a poco. Está buenísimo.
-¿Y para Nochevieja?
-Doy un cotillón para amigos, que nos juntamos veintitantos. Son amigos de siempre, muchos son gente de teatro, como Pepe Rubio o María José Nieto, que vendrá con Clark, su marido. Él es chileno y cocinará un plato andino muy antiguo, una receta ancestral. Y nos dan las tantas, el amanecer. Eso, a los mayores, los chicos se van de discoteca, aunque este año, Zeus está como relaciones públicas en el hotel Puerta de América y tiene trabajo.



-Hace poco se cumplió el 50 aniversario de “La violetera”. ¿Qué siente su protagonista?
-Estuve muy contenta cuando se cumplieron los cincuenta por “El último cuplé”, porque me hicieron un homenaje maravilloso en Miami que no olvidaré jamás. Y de “La violetera” tengo muy buenos recuerdos del rodaje en París. Cuando se estrenó en el cine Rialto de Madrid estuvo más de un año en cartel. También en Barcelona y en México. Y en Buenos Aires estuvo tres años.
-Con tantos galardones y premios recibidos ¿te sigue emocionando recibir homenajes?
-Me encanta que me hagan homenajes en vida, que después de muerta no me voy a enterar. Mira Rocío Jurado o Rocío Dúrcal, no han podido ver todo lo que les han hecho…
-¿En cuál de tus muchos rodajes te has reído más?
-Lo pasé genial en todos y recuerdo habernos reído muchísimo, pero con “Carmen, la de Ronda”, cuyos exteriores filmamos allí. Tengo recuerdos maravillosos con Maurice Ronet. Un día que estábamos rodando en la plaza se levantó un viento terrible y tuvimos que suspender el trabajo. Entonces Maurice y yo nos fuimos tal y como estábamos vestidos –yo de gitana y él de soldado francés- a dar una vuelta por los alrededores de Ronda y acabamos metiéndonos dentro de una cueva donde comenzamos a dar rienda suelta a la pasión. Pero en ese preciso momento aparecieron unos gitanos auténticos, que al vernos en aquella situación pensaron que yo era una gitana de verdad y me querían matar…




-Como actriz, ¿cuál ha sido tu papel más complicado?
-No he sido actriz de papeles complicados, pero con el de María Luján en “El último cuplé” tenía que meterme en tres edades distintas del mismo personaje y fue un trabajo importante por el que obtuve un gran éxito. Lo que me dio mucha rabia fue al leer las críticas y descubrir que solo decían: “Sara Montiel está bellísima, se sale de la pantalla…”. Me quedo con la reacción del público, que se emocionaba y lloraba conmigo. Cuando salían del cine querían volver a entrar para verla. Eso ha sido siempre lo más importante para mí, la reacción del público.
-Pero la belleza física ha sido algo muy importante para ti…
-No, para nada; yo nunca le he dado importancia al físico. Piensa que desde niña ya era muy bella, para mí era algo normal y por eso nunca le he dado importancia. Al contrario, cuando despuntaba en el cine impedía que se fijaran en mi interpretación; mi belleza me hacía sombra como actriz. Hubiese preferido ser menos guapa y que me hubiesen tomado más en serio como actriz.
-¿Tiene miedo Sara Montiel al paso del tiempo?
-Al contrario, lo que temo es que el tiempo deje de pasar, porque eso significa que te has muerto. Yo quiero cumplir muchos años más y que Dios me dé salud para ver crecer a mis hijos y, si puede ser, a mis nietos.




Reinas de la movida y el cuplé. La propia Alaska está que no se lo cree: "Sara estuvo perfecta, aguantó casi veinte horas de rodaje y nos tumbó a todos". Sara participó en el videoclip 'Absolutamente' de Fangoria protagonizando un momento tan histórico como 'kitch': la unión de la reina de la movida con la reina del cuplé. 

-¿Qué papel te hubiese gustado protagonizar en el cine que se hace hoy en día?
-Ninguno. Me retiré en 1976 cuando llegó el cine del destape, que era horroroso, y comencé a hacer teatro musical. Aunque he seguido recibiendo ofertas muy interesantes para volver a hacer cine. Sin ir más lejos, Pedro Almodóvar quería que trabajásemos juntos. Pero a pesar de que lo admiro mucho le dije que no.
-Barbara Streisand intentó hacer un remake de “La violetera”, pero el productor no lo permitió. Si hoy se rodara una nueva versión de una de tus películas, ¿quién te gustaría que la dirigiera?
-No lo sé, nunca me lo he planteado… Aunque hay directores muy buenos, como Alejandro Amenábar. Me gusta ver cómo el cine evoluciona con nuevos y jóvenes talentos.
-¿Cómo sería una ‘violetera’ protagonizada por Jenifer López y dirigida por Almodóvar?
-¡Ayyy! Pedro es un loco divino y lo admiro muchísimo y a la López también. Le entregué un premio en la gala de la MTV. Pero Pedro es muy inteligente y no lo haría nunca.





-Ahora estás inmersa en tu gira “Sara Montiel en persona”. ¿De dónde sacas tanta energía?
-No sé, soy la primera en admitir que lo mío no es normal. Me encanta mi trabajo y adoro reencontrarme con mi público.
-En tus espectáculos siempre luces un vestuario muy sofisticado. ¿Eres de Valentino o de Dior?
-Dior, aunque me gustaba mucho Valentino por el uso del color negro. A mí me han vestido todos ellos, desde Balenciaga hasta Paco Rabanne pasando por Pertegaz. Siempre he sido una mujer que en vez de seguir la moda he creado mi propio estilo Fui la primera en usar transparencias y he intentado que la moda se adapte a mí en vez de yo a la moda. Me encanta estar al corriente de todo lo que aparece en las pasarelas y conocer las nuevas tendencias. Si veo algo que me gusta lo adapto a mí; soy muy femenina y coqueta.




-¿Qué le pides al futuro?
-Que mi hijo arranque como cantante, que canta muy bien. Y como decía, salud para ver crecer a mis hijos. Tampoco estaría mal que hubiese más paz en el mundo.


Texto: A. González Richart
Fotos: Alberto Rivas


Durante muchos años la revista Diez Minutos cerraba su publicación con una sección amena y divertida: La casita de las muñecas. Era usual ver a nuestra estrella caricaturizada en algunos de sus acontecimientos de aquellos años. En esta ocasión fue elegida, entre otros famosos, para felicitar el año 1998 a todos los lectores. 




LA FOTO XLVIII


Con esta otra maravillosa fotografía del genial Alberto Rivas queremos felicitaros a todos los seguidores del blog el año nuevo y queremos traer hasta aquí los países o regiones de todo el mundo de las que pertenecéis todos los que durante este año y medio de andadura, por uno u otro motivo, habéis querido deteneros aquí. Con esta lista lo que pretendemos es agradeceros vuestra fidelidad y resaltar que Sara Montiel, la gran Sara Montiel sigue causando furor en todo el planeta:
España, Estados Unidos, Canadá, Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Puerto Rico, República Dominicana, Uruguay, Venezuela, Brasil, Angola, Rumanía, Alemania, Países Bajos, Arabia Saudí, Italia, Francia, Portugal, Australia, Singapur, Suiza, Bélgica, Grecia, Japón, Eslovenia, Marruecos, Gibraltar, Túnez, Corea del Sur, Kuwait, Letonia, Taiwan, Emiratos Árabes Unidos, India, Andorra, Finlandia, Gran Bretaña, Ucrania, Polonia, Estonia, Rusia, Croacia, Dinamarca, China, Serbia, Irlanda, Azerbaiján, Indonesia, Moldavia, Antillas Neerlandesas, Luxemburgo, Argelia, Malasia, Kenia, Nueva Zelanda, Vietnam, Turquía, República Checa, Bielorrusia, Georgia, Camboya, Bangladesh, Eslovaquia, Bosnia Herzegobina, Siria, Kazajistán, Armenia, Tayikistán, Montenegro, Luxemburgo, Malta, Nigeria, Sudáfrica, Togo, Egipto, Filipinas, Namibia, Bahamas, San Martín, Jordania, Burkina Faso, Islas Feroe, Iraq, Mozambique, Territorio Británico del Océano Índico, Trinidad y Tobago, Fiyi, Tanzania, Albania, Líbano, Uzbekistán, Martinica, Surinam, Austria, Islandia. 
¡Gracias a todos y nuestros mejores deseos para el año que comienza!

No hay comentarios:

Publicar un comentario